Fandom

Wiki Imperial

El Asedio de Jerusalen

595páginas en
el wiki}}
Crear una página
Discusión0 Compartir

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

El Asedio de Jerusalen es el cuarto escenario de la campaña de Saladino de Age of Empires II: The Age of Kings. Se trata del asedio de Jerusalén por parte del ejercito sarraceno.

"Jerusalén. Ya llevo con los sarracenos veinte años... El objetivo de Saladino es Jerusalén. La antigua gran ciudad es sagrada para el Cristianismo, el Judaísmo y el Islam, y es prácticamente la capital de Tierra Santa. Si alguien puede terminar como vencedor en este conflicto interminable, será el ejército que tome Jerusalén. Para complicar las cosas, Saladino está decidido a no dañar la ciudad. Si una simple urna sagrada es destruida, Saladino podría ser visto como un conquistador más, no como su libertador".

Instrucciones

Para ganar este escenario, se deben destruir todas las cinco torres en la ciudad de Jerusalén, que ocupa una gran ciudadela en el centro del mapa. Perderas si se destruye un Monasterio o la Cúpula de la Roca. Esta es la primera misión en la campaña de Saladino en el que se puede investigar todo el árbol de tecnologías de tu civilización.

Base

Deberas construir tu propio pueblo- que tendrá un fácil acceso a la madera, oro y piedra, así como algunas de las ovejas. Lleva a tus aldeanos a recoger alimento y crea mas gente en tu Centro Urbano. Tus primeras prioridades deberían ser ahora fortificaciones y recolección de piedra. Explora la zona y luego amuralla tu pueblo. Tus unidades de arranque debe ser adecuados para manejar los primeros ataques. La mayoría de estos ataques de los cruzados empezaran en el borde oeste de tu base, por lo que debes construir un Castillo en las afueras. Los templarios son los que mas te hacen daño al castillo, pues trata de protegerlo bien. La construcción de otro castillo mitigará el problema un poco, y guarnecer tus arqueros de los ojos (si todavía están alrededor) no es una mala idea. El acantilado en la esquina sureste de tu base es un buen lugar para otro castillo mas. Sigue manteniendo la creación de aldeanos y aspira a tener alrededor de cuatro, además de unos cuantos más para construcción y reparación. Después de que tus fortificaciones están en su lugar, la defensa se vuelve mucho más fácil y puedes centrarte en tu economía. Para los grandes edificios, tus primeros objetivos deberían ser la Universidad , Mercado , Herrería y Establo . Investiga los Matacanes ,Ganadería, la Muralla Fortificada , Balística , Albañilería y Flecha de Punzón para las tecnologías defensivas. Mantén por lo menos cinco Mamelucos para destruir Arietes, y la guarnición de los reparadores en los castillos para usarlo mas adelante.

Jerúsalen

Como este escenario permite usar cualquier tecnología en el árbol tecnológico de la civilización , el jugador tendra un ejército versátil para que puedas manejar tus tropas y armas de asedio poderosas para derribar las torres. El Cañon de asedio es un ejemplo (ademas de los Trebuchets o Lanzapiedras). Para tus otras unidades: 15-20 mamelucos o Camellos (como entrada​), 10 Húsares (para contrarrestar las unidades de asedio y Ballesteros), 10 Artillero Manuales (para las Catafractas), 10 Arquero a Caballo (para contrarrestar la infantería )y cinco Monjes (para sanar tu ejército). Establece tus armas de asedio para romper una pequeña parte de la muralla. Aunque esté fuertemente fortificada, no tienes que romper todos los muros de Jerusalén. Destruye cuatro de las torres que se encuentran en el perímetro exterior (una torre de bombardeo y dos de Guardia). Tienes en el norte, una torre de vigilancia y otra en el sur. Si se hace esto correctamente, se gana el escenario.

"La última vez que entré en Jerusalén, como guerrero cruzado, tuve que vadear la sangre de las víctimas. Esta vez, ni un solo edificio fue dañado, ni ninguno de sus habitantes herido. Saladino liberó a casi todos los prisioneros. Los ciudadanos de Jerusalén aclamaron a Saladino como su salvador. Me ha ofrecido mi libertad, pero después de haber estado veinte años a su servicio, prefiero quedarme hasta el final".

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar