FANDOM


El Papa y el Antipapa es el tercer escenario de la campaña de Barbarroja en Age of Empires II: The Age of Kings. Para ganar, Barbarroja debe convertir la catedral de la ciudad italiana de Milán. Destruir la catedral significará la derrota.

"En Roma, el Papa creía firmemente que era la iglesia, y no el Emperador, quien tenía la máxima autoridad en el Imperio. Barbarroja no lograba convencer al Papa para que viera las cosas bajo su punto de vista, así que nombró a su propio Papa. Por si eso no bastaba, el Papa y el Antipapa se apresuraron a excomulgarse mutuamente. Al final, Barbarroja decidió recurrir a la política de las armas. Si el Papa no atendía a razones, puede que lo hiciera cuando dos mil guerreros alemanes tomaran la península itálica. La más grande de las ciudades del norte, la capital virtual de Lombardía, era Milán. Los señores de Milán eran tan orgullosos como belicosos. Barbarroja estaba decidido a arrasar Milán como advertencia al resto de ciudades italianas y, en particular, al Papa de Roma. El mensaje era claro: el único y verdadero Emperador Romano era él, Federico Barbarroja."

Estrategia

Al no tener Aldeanos para comenzar a construir tu base, deberás convertir a algunos del poblado de Crema hacia el este. Envía tus fuerzas allí abajo rápidamente para sacar a sus soldados y luego usar a tus monjes para convertir a sus aldeanos. Alternativamente, puedes cambiar la postura diplomática de tu aliado para convertir a los aldeanos de Carcano en su lugar. Usa a los aldeanos para construir una base. Es muy recomendable construir un Castillo tan pronto como sea posible, ya que tendrás muchos Caballeros Teutónicos para derrotar a la Guardia del Rio y Milán, con el fin de llegar hasta su catedral.

Más adelante, construye varios Muelles para que puedas construir una marina y empezar a atacar a la Guardia del Río . Utiliza los Barcos de transporte para enviar unidades y atacarlas por tierra también. Si logras atacarlos tempranamente, podrías detener sus ataques contra Carcano. Una vez que hayas derrotado a la Guardia del Río (púrpura), sólo queda la ciudad de Milán (azul). Usa tus armas de asedio y Caballeros Teutónicos para destruir sus muros y entrar en la ciudad. Para facilitar las cosas, construye una pequeña base del lado del río desde donde podrás enviar unidades más rápido (Entre su castillo y su Monasterio) Una vez que haya vencido al ejército Milanés, envía uno o dos Monjes para convertir la catedral y ganarás el escenario.

"Barbarroja no fue compasivo con los milaneses. Como respuesta a un intento de negociación durante el asedio envió a los seis emisarios italianos de vuelta a la ciudad. A cinco los había dejado ciegos, pero al sexto sólo le había cortado la nariz, para que pudiera guiar a los otros. La Italia del Norte fue conquistada sin piedad y puesta bajo el mando imperial. Pero Italia no quería someterse. La destrucción de Milán sólo sirvió, en todo caso, para aumentar la furia de las ciudades italianas contra el que sería su Emperador."

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar