Fandom

Wiki Imperial

La Caída de Roma

610páginas en
el wiki}}
Crear una página
Discusión0 Compartir

La Caída de Roma es el sexto y último escenario de la campaña de Atila en Age of Empires II: The Conquerors. Debes derrotar las ciudades amuralladas en el norte de Italia, que son Milán, Padua, Aquilea y Verona.

"En cuanto a Atila, Honoria le esperaba con los brazos abiertos en Roma. Sólo un año después, parcialmente recuperado de sus pérdidas, Atila puso sus ojos en Italia. Los hunos atravesaron los Alpes, bajaron a la península Itálica e iniciaron otra gran invasión que aterrorizó a los habitantes del Imperio Romano de Occidente. Atila quería tomar Roma y coronarse a sí mismo como emperador. Te recuerdo que no era ya la Roma de César, sino una Roma decadente, golpeada por los terremotos y las guerras con los bárbaros. Y esta vez, no había ningún general Aecio capaz de rechazar a los feroces hunos."

Jugadores

Aliado

Enemigos

Estrategia

El objetivo principal es derrotar a Milán, Padua, Verona y Aquilea y llevar a Atila hasta Roma. La Roma misma no tiene un buen poder ofensivo ya que perdió todas sus fuerzas en las batallas anteriores contra los Hunos. Cada uno de ellos construirá una Maravilla (para Padua, dos en total) y debes destruirlas antes de que se acabe el tiempo. Los Hunos cuentan con el Ateísmo: una tecnología que es muy útil para aumentar el paso de los años.

Si cuentas con buenos recursos puedes crear un ejército colosal para destruir cada una de las ciudades mencionadas. En un momento, puede resultar un combate total a muerte pero un poco más dificil. Aunque con la superioridad numérica que tienes puedes aplastarlos facilmente. Después de que hayas destruido la Maravilla construida por una ciudad específica, renunciarán después de que destruyes su Centro Urbano.

Una vez que todas las fuerzas enemigas han sido destruidas, Atila entonces debe proceder personalmente a la ciudad del Imperio Romano de Occidente para hablar con el Papa Leon I.

"La ciudad de Aquilea, en la punta del Adriático, fue borrada de la faz de la tierra. Los fugitivos de esa pobre ciudad se refugiaron en las islas, pantanos y lagunas de la parte norte del Adriático, donde fundaron un estado que más tarde se convertiría en la república de Venecia. '¿Y qué pasó con el Papa?', pregunté. Nadie sabe lo que le dijo San León al rey huno, pero ese mismo día Atila dio media vuelta con su ejército y regresó a las tierras hunas del Danubio. El rey de los hunos murió poco después. Al no haber tomado Roma, no pudo tener a Honoria, pero se trajo a otra esposa para su harén. En su noche de bodas, Atila sufrió una hemorragia nasal, se atragantó y murió. Para un hombre que siempre se jactó de que 'donde pisa mi caballo, jamás vuelve a crecer la hierba' fue una muerte curiosa y poco ejemplar. Los guerreros hunos se cortaron el cabello y se rajaron el rostro, para que la muerte del rey se lamentara no con lágrimas de mujer, sino con la sangre de los guerreros. El terrible reinado de las conquistas de Atila sólo duró ocho años, aunque se hicieron largos. El padre Armand guardó silenció durante un buen rato. Echó una mirada a la cabeza clavada en la estaca. 'Un trofeo huno', dijo. 'Creo que era un visigodo. Murió en la batalla de los Campos Cataláunicos. La guardo aquí para poder verla todos los días y recordar.' '¿Recordar qué, padre?', le pregunté. El olor de un pueblo ardiendo. Los gritos de la carnicería. La forma en que los aldeanos huían de los jinetes hunos. La manera en que los alcanzábamos. Lo que se siente al conquistar al lado de Atila y los hunos. Se inclinó y quedó tan cerca de mí que pude sentir su respiración. 'A veces... lo hecho de menos'."

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar