FANDOM


Las Murallas de Constantinopla es el tercer escenario de la campaña de Atila el Huno en Age of Empires II: The Conquerors. Este escenario esta probablemente inspirado en la Batalla del Utus. El ejército de Atila debe recoger 10.000 de Oro como tributo de los romanos, amenazando las ciudades romanas de Constantinopla , Marcianopolis y Filipópolis.

"Ya entonces, los romanos tenían una considerable experiencia en sus tratos con los bárbaros. Podían civilizar en cierta medida a los invasores, ofreciéndoles como tributo territorios situados en los límites de su imperio que no les servían de gran cosa. Antes de la llegada de Atila, esa táctica funcionó con los hunos, que se habían asentado en el valle del Danubio. Todo esto cambió cuando Atila tomó el mando. Era más agresivo e imprevisible que los anteriores reyes hunos y exigió el aumento de los tributos. Cuando los romanos se negaron, marchó sobre el Imperio Romano de Oriente. Se dirigió hacía la magnífica ciudad de Constantinopla, cuyas dobles murallas jamás habían sido expugnadas. Atila no se limitó a ataques aislados. Ahora los hunos avanzaban lentamente, destruyendo todo lo que encontraban a su paso. Los romanos tendrán que volver a pagar su tributo o serían destruidos."

Jugadores

Enemigos

Estrategia

Con tus recursos comienza a entrenar Caballeros inmediatamente. Opcionalmente se puede construir una Galería de tiro con arco para crear Arqueros a Caballo. Inmediatamente empieza a contraatacar Marcianópolis. Construye también un Taller de maquinaria de asedio para crear Arietes. De lado a lado, mantener una economía fuerte es crucial. Hay una mina de oro en las afueras de Constantinopla, hacia el sur.

Usa el oro reunido en tributos para aplastar a Marcianópolis, entrenar refuerzos y marchar sobre Filipópolis. Utiliza arqueros y caballeros (o Caballería Ligera) para aniquilar sus unidades y los Arietes para las torres y el Centro Urbano. Una vez que Filipópolis es derrotado, envía dos Monjes para rescatar las reliquias. Hay un monasterio en las afueras de Constantinopla que se puede arrasar para recibir un tributo.

Construye un Castillo justo fuera de la entrada de la ciudad. Atrae a los Arqueros, Monjes y Onagros que protegen la periferia exterior de la ciudad con los Arqueros a Caballo. Una vez hecho esto, enviar a los Arietes contra las puertas y torres. Una vez que las defensas de la ciudad estan destruidas, empieza a atraer a las Catafractas y Monjes que no son rival para los Arqueros a Caballo. Usa arietes para destruir la Maravilla. Esto debería darle al jugador un tributo lo suficientemente grande como para ganar el escenario.

"'¿Quién era este hombre para amenazar al emperador romano?', pregunté. Los títulos como el de 'emperador', nada significaban para los hunos. Atila no había sido nombrado gobernante, sólo era el más fuerte de los hunos. Las comodidades de su 'cargo' no significaban nada para él. Mientras sus jefes y consejeros comían en vajilla de plata, su copa y su plato estaban tallados toscamente en madera. Sus guardias escitas lucían joyas en la empuñadura de su espada y se sujetaban la capa con broches de oro, pero Atila no mostraba tales amaneramientos. Sólo le interesaba la conquista. Se decía que intentaba construir un imperio que rivalizase con el de Alejandro Magno. Todos los bárbaros ansiaban poseer Roma, como si eso les otorgara la inmediata legitimidad de un imperio mundial. Sin embargo, a diferencia de otros bárbaros, Atila tuvo realmente la oportunidad de conseguirlo."




¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar